Con cifra récord en los últimos meses de Paros de Emergencia y Riesgo Naranja, los dos reactores nucleares llevan semanas fuera de servicio.

0
376
WANO le otorga la pésima calificación de 4 en seguridad.

*Al incompetente Gerente Héctor Sergio López Villarreal solo lo sostiene Manuel Bartlett Díaz.

*Laguna Verde no produce electricidad, sólo produce lástima.

*WANO le otorga la pésima calificación de 4 en seguridad.

*Laguna Verde: La Cueva de Ali Baba

*El presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido informado.

Ciudad de México., 2 Feb-21 (VRed).- Los dos reactores nucleares de la Central Nuclear de Laguna Verde (CNLV) de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se encuentran improductivos debido a que, uno de ellos, por un interminable y pésimo mantenimiento a manos de General Electric y el otro, por su pésima operación, ha sido dañado y constituye un grave riesgo a la seguridad en caso de pretender arrancarlo; de hecho, su condición es tan deplorable, que, aun queriendo, no se puede poner en marcha. Esta condición se alcanzó luego de varios paros de emergencia (SCRAM) y de diversas condiciones de Riesgo Naranja a las que los han llevado, de manera deliberada el Gerente Héctor Sergio López Villarreal. A continuación, una breve crónica de las irregularidades recientes:

1.- De acuerdo al Reporte de Condición interno 106688 “Nivel de Riesgo Naranja no Programado por Indisponibilidad del Generador Diesel Div. II, Coincidente con Actuación del RELE 287 del Transformador T11”, puede leerse: El 21 de enero a las 03:10 horas, durante la aplicación del 1-VO-3494 se reporta fuga de combustible en la línea de inyección a los filtros duplex de la maquina “A” del Generador Diesel Div. II y se procede a su paro normal…Se realiza la Evaluación del Riesgo de acuerdo al PAS-29, con los siguientes resultados ICDF=14.0 (mayor probabilidad de un accidente severo), ILERF=5.8 (probabilidad de una descarga radiactiva grande al medio ambiente) colocando a la Unidad 1 en el nivel de Riesgo Naranja No Programado”. Se desconoce la fecha en que podrá reiniciar operaciones. Esto se encuentra descrito en los Reportes de Condición 106677 “Fuga de Diesel” y 106681 “NER 1-003/21 Fuga en Línea de Combustible de la Maquina “A” del Generador Diesel Div. II”.

2.- En el documento titulado: “NER-2-013/20 Disparo del Transformador Principal/Normal de Auxiliares (T2/T22) y Arranque Satisfactorio de los Generadores Diesel Div. I y Div. II” de fecha 21 /12/2020 a las 04:05 horas, donde puede leerse: “23:58 horas. Se declara Evento No Usual NAE NUS-9-1”. Más adelante dice: “20201221/00:00 horas Reporta Operador de Subestación actuación de Protección de Transformador principal por error de personal de Protecciones Eléctricas.” Esto se encuentra descrito en los Reportes de Condición interno 105805 “Fuga de Diesel”.

3.- Un evento de “Nivel Riesgo Naranja” ocultado, semejante al ocurrido el pasado 3 de septiembre de 2020 (Reporte de Condición interno 102649), para evitar de nuevo los periodicazos que nunca fueron desmentidos, y que por instrucción de Héctor Sergio López Villarreal ocultaron el pasado 3 de diciembre de 2020 a las 00:00 llevaron acabo el intercambio de los mecanismos de las barras de control del reactor sin colocar las compuertas que conectan con la alberca de combustible gastado donde se encontraba el combustible de recarga, provocando nuevamente (pero ahora en la Unidad 2) la condición ya conocida de drenado potencial de la vasija del reactor (establecido en el procedimiento PAP-07 punto 3.23 por la CNSNS Organismo Regulador), y esto aunado a que por actividades de la recarga en dicha Unidad, ésta ya se encontraba con un nivel de riesgo en color “Amarillo”. Esto debido a que dos de las tres divisiones de los sistemas de emergencia (División II y III) ya se encontraban inoperables/indisponibles en ese momento. Con esto, volvía a colocar pero ahora a la Unidad 2 de la Central Nuclear Laguna Verde nuevamente en un “Riesgo Naranja”, mismo que no fue declarado como tal, por ser así dictaminado por los directivos de la planta bajo la sombra de Héctor Sergio López Villarreal. De este evento, solo se documentó el Reporte de Condición 105208, el cual solo lo justifican en un documento de menor rango conocido como ATDO 43-2020 escondiendo la condición de riesgo que volvió a ocurrir en esta planta nuclear, y que Héctor Sergio López Villarreal y su grupo buscan ocultar y borrar el nuevo evento de riesgo Naranja acontecido en la Unidad 2 el pasado 3 de diciembre.

4.- La condición actual que vive la Unidad 1 de Laguna Verde es de inoperancia, debido a un paro súbito (SCRAM) desde el pasado 20 de enero, después de 110 días de operación de una recarga de combustible desastrosa y llena de desaciertos, ya que en vías de reestablecer esta condición en la Unidad 1, se quiso arrancar la planta sin los sistemas de seguridad operables, ya que los sensores de radiación SRNMs y sus canales (NUMAC) del sistema de protección del reactor (RPS) se encuentran dañados 3 de 8 sensores; sin embargo, son requeridos al menos 6 sensores SRNMs por la Licencia de Operación de la Unidad 2, y pretendieron convencer a la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias con oficio GCN/SSN/072/2021, de modificar la Licencia con un documento llamado paquete de modificación 1-PM-05-0058 “Reconfiguración  de la Instrumentación (Sensores / Canales ) del Sistema SRNM (1C51A)”. Al final, la CNSNS les respondió mediante Oficio A00.120.025/2021 el día 29 de enero de 2021 que rechaza tal solicitud apresurada, misma que reta nuevamente la seguridad de la planta, recalcándoles que si pretenden hacer dicho cambio deberán primero someter a evaluación esta condición, misma que no está analizada en sus documentos de diseño conocidos como ISSE/FSAR. Todo esto porque buscaban enmendar los errores de decisiones directivas mal tomadas en la pasada recarga y querer minimizar el hecho que no lograrían el ciclo de operación de 18 meses, mismo que ha sido truncado por los errores de la actual administración de la Central, encabezados por Héctor Sergio López Villarreal.

Hace una semana la Organización Mundial de Operadores Nucleares (WANO-por sus siglas en inglés) entregó su último informe y que de acuerdo a personal que tuvo acceso, pero prefiere no ser identificado, menciona que les asignaron la pésima calificación de 4 en seguridad, lo que la mantiene como una planta riesgosa para la salud humana y el Medio Ambiente.

Es urgente que sea removido de su cargo el Ing. Héctor Sergio López Villarreal, Gerente de Centrales Nucleoeléctricas, pues por sus acciones deliberadas y erróneas en la conducción de las riendas de la CNLV se convierte en un peligro para la nación y es rechazado a la fecha y tal como me lo informan, por 800 trabajadores de ese centro de trabajo por no cumplir con los requisitos que marca la NOM- 034-NUCL-2016, quienes además afirman que sólo se sostiene por la amistad que lo une al Lic. Manuel Bartlett Díaz, director de CFE.

Es lamentable que las condiciones de inseguridad en la CNLV y los contratos irregulares que se otorgan, no sean informados verazmente al Presidente de la República por Manuel Bartlett Díaz, director de CFE, por Rocío Nahle García, Secretaria de Energía y por Juan Eibenschutz Hartman, director de la CNSNS, por lo que me atrevo a afirmar: “Laguna Verde: La cueva de Ali Baba” o “Crónica de un Accidente anunciado”. He entregado probatorios de mis denuncias al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien debe tomar cartas en el asunto y garantizar la salud y la vida de los veracruzanos y de los mexicanos en general; le he sugerido que para lograr que la CNLV sea segura, deben realizarse 2 acciones: 1.- Atenderse todas y cada una de las recomendaciones dadas por WANO y 2.- Todos los contratos deben otorgarse por Licitación Pública Internacional y en particular deben revisarse los contratos otorgados a la empresa Ingeniería y Proyectos de Innovación (IPI), pues lamentablemente la Secretaría de la Función Pública, quien está plenamente informada, no ha sancionado estas irregularidades. El presidente debe escuchar al número cada vez más creciente de trabajadores inconformes de la CNLV.

Respecto a la publicación que emitió “El País” el 30 de diciembre de 2020, titulada: “La central nuclear de Laguna Verde registró una situación de riesgo en septiembre”, coincide fundamentalmente con los señalamientos que un servidor ha emitido, por lo que el desmentido emitido por la CFE, sin dar ninguna prueba de sus dichos, carece de validez alguna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here