Revelaciones.- Por Margarito Escudero Luis: Un liderazgo en la mira

0
147
Margarito Escud.ero, columnista
Margarito Escud.ero, columnista

La pérdida de privilegios y las esperanzas fallidas han provocado muchas piedras en el camino de quienes ostentan cargos públicos ganados por Morena.

La percepción ciudadana reprueba a los funcionarios menores, quienes demostraron falta de capacidad y nulas intenciones de aprender el oficio para poder dar luz al partido que los llevó al cargo.

De hecho hasta se olvidaron de donde provienen, sienten que el triunfo es gracias a ellos y sólo quienes los rodean, sus empleados más cercanos son los que echan porras y hasta les dan alas para que se promuevan a otros cargos.

Ahí es donde recuerdan el origen y a los antiguos compañeros y vuelven las sonrisas y los gestos amables.

Ellos son los que empañaron la labor de aquellos que se la rifaron de verdad por la cuarta transformación del país, los  que desde hace muchos años traen en el alma un cambio verdadero en México para el bien de todos los mexicanos.

Rocío Nahle es uno de esos personajes que vienen batallando desde hace mucho por rescatar a Petróleos Mexicanos, y ahora tiene a su cargo todo lo relacionado con la energía.

Y en esos niveles también debe batallar con egos gigantescos que se negarán a acatar sistemáticamente órdenes, instrucciones, indicaciones de la Secretaria.

Los dinosaurios que se niegan a su extinción, prefieren desacreditarla que darle el valor que tiene como funcionaria de alto nivel, porque nunca se ha visto que los directivos de las filiales como Pemex o la CFE salgan en defensa de la jefa, ni del jefe.

Nahle avanza en sus encomiendas contra viento y marea, pero su enorme figura opaca otras, sobre todo en el territorio de donde proviene.

Muchos presumen su amistad y su cercanía y con ese simple hecho se dan el derecho para sentirse aspirantes a cargos cuando no han demostrado nada que los haga valer ante el electorado, al contrario, han mostrado arrogancia, altanería y soberbia para ocultar la falta de capacidades y carisma.

Y en este proceso electoral, salen a relucir las ambiciones contando con un supuesto aval a partir de una supuesta amistad con Rocío Nahle.

Eso no le ayuda a la Secretaria de Energía, su mente debe estar en resolver los problemas que se presentan en su área de competencia, la “palanca” que representa la amistad brindada a coterráneos, busca ser aprovechada abusivamente por personajes sin preparación, sin simpatía popular y sin interés alguno por lograr la Cuarta Transformación de México.

Igual sucede con personajes que siempre manifestaron su amor a otra camiseta, pero ahora, ante el cambio de rumbo, totalmente diferente a los intereses que defendieron y tomaron como propios, niegan su origen, buscan pretextos para abandonar el barco y allegarse simpatías con los nuevos liderazgos.

Son tiempos de río revuelto, de escasos resultados, de falta de cohesión de equipo y, eso lo perciben los viejos lobos de la política, ven al líder solo y se le acercan a ofrecer experiencia, mientras aquellos que deberían acuerpar a la dirigencia se pelean por conseguir el visto bueno de los dirigentes.

Ya hay ejemplos de malas decisiones, esa enseñanza no debería ser ignorada. Hay entre el cúmulo de simpatizantes y militantes, verdaderos talentos que pudieran dar impacto y certeza a las intenciones de la Cuarta Transformación, siempre que esas intenciones sean las que se mostraron durante la campaña.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here