Se han tomado malas decisiones en el manejo de la pandemia en México: Julio Frenk

0
274
La otra lección de la pandemia es revertir el ataque a la ciencia y los científicos. Porque de lo contrario vamos a estar condenando a México a la dependencia científica y tecnológica.

Ciudad de México., 15 Dic-20 (Agencia).- “Covid-19 es ya la primera causa de muerte en México, lo que representa un retroceso dramático. Hace, por lo menos, 30 años que una enfermedad infecciosa no se ubicaba dentro de las primeras causas de muerte en el país. Esta situación dramática no es producto de la naturaleza, sino del resultado de malas decisiones en el manejo de una pandemia, que, de haberse enfrentado de manera oportuna, inteligente y agresiva ya estaría muy cerca de mantenerse bajo control”, dijo Julio Frenk, rector de la Universidad de Miami y miembro de El Colegio Nacional.

Durante la última conferencia de este año del ciclo Viernes viral, coordinado por el doctor Antonio Lazcano, el también ex secretario de Salud opina que el gobierno optó por minimizar y trivializar la presencia de la infección en el país, pues afirmaron “erróneamente” que el arribo del virus no representaba un peligro ya que la mortalidad era menor a la de influenza.

El 28 de febrero se diagnosticó el primer caso en el país, pero no fue hasta finales de marzo que se tomó una decisión. “No se suspendieron ni los conciertos, ni partidos, ni bares; las autoridades no consideraron necesario organizar una campaña de información, ni un operativo de detección y aislamiento de casos, que es lo que hacemos en salud pública cuando hay un nuevo brote epidémico.”

Las respuestas a la crisis son políticas y no de salud

Hizo también una fuerte critica por no tomar decisiones unificadas y a nivel nacional “Esa falta de un mando central efectivo y los desacuerdos con las entidades federativas han sido dos de las características más lamentables de esta contingencia y un patrón de los gobiernos populistas”.

El doctor Frenk expresó que la pandemia se produjo justo en medio de un proceso de desmantelamiento del sistema de salud mexicano que incluye recortes a la Secretaría de Salud, acompañados por la desaparición del Seguro Popular y la integración del nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) el cual para el especialista “hizo su desastroso debut justo en el momento en que se anunciaba al mundo el surgimiento del coronavirus SARS-CoV-2”. Dijo que el proyecto nació sin un diagnóstico, sin un diseño y arrancó sin reglas de operación en enero.

Además el instituto no ha sido capaz de establecer un mecanismo confiable de compra y distribución de medicamentos e insumos para la salud, aseguró.

Se ignoró el llamado de la OMS

Además, dijo que el gobierno federal ignoró el llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de utilizar masivamente las pruebas para identificar los casos y sus contagios, incluso lo consideró un desperdicio de recursos, y descartó el uso del cubrebocas como medida opcional para controlar la transmisión de la infección, a pesar de las evidencias científicas de su eficacia como las propuestas por investigadores como Mario Molina.

“En México no hubo realmente una ola, nunca bajamos por esa decisión de subordinar la respuesta de la pandemia a imperativos políticos. A pesar de que se superaron las 60 mil muertes que se consideraban un escenario catastrófico, se sigue declarando como una acción propagandística que la respuesta ha sido exitosa, pero las más de 110 mil muertes actuales contradicen lo anterior.”

Agregó que la incorporación de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud denota una falta de comprensión de principios básicos de administración pública, “una cosa es la acción regulatoria y otra el manejo de situaciones como la pandemia (…) Lejos de movernos hacia un futuro, lo que se está haciendo es un retroceso del sistema de salud a los años 70 del siglo pasado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here