Crónica de un ‘apagón anunciado’: estos son los problemas en la Bolsa mexicana

0
185
La desconexión en el motor de negociación llevó el viernes a la paralización de la principal bolsa del país, pero antes de esto ya había señales de preocupación, señala el columnista Darío Celis.

Ciudad de México., 13 Oct-20 (Agencia).- A la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) le tomó ocho horas informar el motivo por el cual suspendió las operaciones del viernes: la desconexión en el motor de negociación.

El último movimiento del viernes del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) quedó registrado a las 11:33 horas, cuando avanzaba 0.19 por ciento.

La tecnología, o mejor dicho, el «desastre tecnológico» que hay en la BMV motivó la renuncia de Luis Carballo y Luis Rodríguez, los dos anteriores directores de tecnología, afirmó Darío Celis, columnista de El Financiero.

«El actual es Claudio Vivian. Viene de DHL y lleva más de un año sin poder entender el mercado de valores. El viernes, estando en Acapulco, no pudo levantar ni la BMV ni su centro de respaldo en Querétaro», abundó en su columna de este martes.

¿Qué otras señales hubo de que este ‘apagón’ podría suceder? Te explicamos.

1. Falta de inversión. Celis afirmó que desde los tiempos de Luis Téllez como presidente de la BMV, el grupo no ha invertido en tecnología, y sí al pago de dividendos.

Téllez llegó a ese puesto en 2009 y renunció en 2014.

2. El trabajo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). El columnista señaló que Itzel Moreno, vicepresidenta de Supervisión Bursátil, no ha hecho valer la autoridad del órgano regulador en la BMV.

«Mejor se hace de la vista gorda en cada visita de inspección a sus regulados», indicó.

3. Instituto para el Depósito de Valores. Este órgano, que custodia y registra las transacciones de documentos, respecto de los cuales se realiza una oferta pública de valores en la BMV, tampoco cuenta con inversiones en tecnología desde hace 10 años.

Y esto llevó a lo que ocurrió el viernes

Además de la interrupción de las operaciones en el mercado de capitales, también falló la valuación de los activos financieros debido a que la información que se procesaba era incorrecta.

«Los intermediarios se quedaron con múltiplos de las 11:46 horas, muy diferentes a los de los cierres de Nueva York y otras plazas bursátiles», indicó Celis.

El columnista afirmó que las casas de bolsa no pudieron pasarse a BIVA (Bolsa Institucional de Valores) porque la BMV les aseguró que la interrupción duraría solo unos minutos.

Lo anterior provocó que cientos de órdenes de compra se quedaran «atoradas» en la tubería de río Rhin y Paseo de la Reforma, «transacciones que de acuerdo con especialistas, rondaron los 10 mil millones de pesos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here