Fuerzas armadas sitian las principales ciudades en Myanmar

0
1224

Rangún, Bir., 14 Feb-21 (Agencia).-Las fuerzas de seguridad de Myanmar (Birmania) abrieron fuego para dispersar a manifestantes en una central eléctrica el domingo y vehículos blindados entraron en las principales ciudades, mientras los nuevos gobernantes militares se enfrentaban a un noveno día de manifestaciones antigolpistas que sacaron a cientos de miles de personas a la calle.

Los soldados se desplegaron en las centrales eléctricas del estado norteño de Kachin, lo que provocó un enfrentamiento con los manifestantes, algunos de los cuales dijeron que creían que el ejército pretendía cortar la electricidad.

Las fuerzas de seguridad dispararon para dispersar a los manifestantes frente a una planta en Myitkyina, la capital del estado de Kachin, según imágenes transmitidas en directo en Facebook, aunque no estaba claro si utilizaron balas de goma o fuego real.

Al caer la tarde, aparecieron vehículos blindados en Rangún, en Myitkyina y en Sittwe, la capital del estado de Rakhine, según imágenes en directo difundidas en Internet por medios de comunicación locales, el primer despliegue a gran escala de este tipo de vehículos en todo el país desde el golpe de Estado del 1 de febrero.

No fue posible contactar al gobierno o el Ejército para que hicieran comentarios.

La embajada de Estados Unidos en Myanmar instó a los ciudadanos estadunidenses a «refugiarse», citando los informes de movimientos militares en Rangún.

También advirtió que existía la posibilidad de que haya interrupciones en las telecomunicaciones durante la noche, entre la 1:00 y las 9:00 horas.

DESOBEDIENCIA CIVIL

Además de las protestas masivas en todo Myanmar, los gobernantes militares del país se enfrentaban a una huelga de trabajadores del gobierno, parte de un movimiento de desobediencia civil para protestar contra el golpe de Estado que depuso al ejecutivo civil dirigido por Aung San Suu Kyi.

Los trenes de algunas partes del país dejaron de funcionar después de que el personal se negó a ir a trabajar, informaron medios de comunicación locales, mientras que los militares desplegaron soldados en las centrales eléctricas, donde se enfrentaron a multitudes furiosas.

La junta ordenó a los funcionarios que volvieran al trabajo, amenazando con tomar medidas.

El ejército ha llevado a cabo detenciones masivas nocturnas y el sábado se otorgó amplios poderes para detener a personas y registrar la propiedad privada.

Pero cientos de trabajadores ferroviarios se unieron a las manifestaciones en Rangún el domingo, incluso cuando la policía fue a su complejo de viviendas en las afueras de la ciudad para ordenarles que volvieran al trabajo.

La policía se vio obligada a marcharse después de que se congregó una multitud furiosa, según una transmisión en directo de Myanmar Now.

Richard Horsey, analista del International Crisis Group con sede en Myanmar, dijo que el trabajo de muchos departamentos del gobierno se había paralizado.

Los militares pueden sustituir a los ingenieros y a los médicos, pero no a los controladores de la red eléctrica ni a los banqueros centrales», afirmó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here