Académicos y reporteros protestan por destitución de coordinadora de maestría de periodismo del CIDE

0
107
Aseguraron que la separación fue “en un acto sin motivación ni fundamento”, además de que “se dio sin argumento y pese a que la Dra. Grisel Salazar había cumplido con sus obligaciones al frente del programa”.

Ciudad de México., 24 May-22 (Agencia).- Periodistas de distintos medios de comunicación y académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) protestaron por la destitución de la doctora Grisel Salazar como titular de la Coordinación del programa PeriodismoCIDE, ordenada por el director de la institución, José Antonio Romero Tellaeche, el pasado 13 de mayo.

En una carta difundida a la opinión pública, a las autoridades del CIDE y las del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), aseguraron que esa destitución fue “un acto sin motivación ni fundamento”, además de que “se dio sin argumento y pese a que la Dra. Salazar había cumplido con sus obligaciones al frente del programa”.

Los firmantes -–todos los cuales en algún momento han sido profesores del Diplomado del Periodismo de Investigación o de la Maestría en Periodismo y Políticas Públicas- señalaron que el hecho se suma “a una larga lista de violaciones a los estatutos del CIDE” y a la grave crisis que vive ese centro de investigación desde hace meses, y que se agudizó con la designación irregular de Romero Tellaeche a finales de noviembre pasado. En ese tiempo ya fueron destituidos la doctora Catherine Andrews de la Secretaría Académica; y el doctor Alejandro Madrazo de la dirección del CIDE Región Centro; además de que renunció el doctor Carlos Heredia a la Secretaría de Vinculación.

En la misiva, los 47 profesionales, entre ellos, periodistas galardonados en el ámbito nacional e internacional, destacaron que esas decisiones “han colocado al CIDE en una crisis en la que los principales perjudicados son los alumnos, la comunidad y la generación de conocimiento especializado”.

PeriodismoCIDE, referente nacional

En la misiva de dos cuartillas, los manifestantes destacaron que bajo la coordinación Grisel Salazar, el programa PeriodismoCIDE “aumentó su producción académica, se consolidaron los seminarios de investigación, se dio un renovado impulso al Diplomado en Periodismo de Investigación y se implementó la reestructuración de la Maestría en Periodismo, además de que se mejoraron los indicadores tanto de titulación como de reclutamiento. Todo ello en un contexto de mucha adversidad e incertidumbre”.

Luego, recordaron que este programa fue creado en 2011 “como un espacio de formación académica de excelencia que generara capacidades para entender el proceso periodístico, el impacto que este tiene en la deliberación de los asuntos públicos y en la formación de opinión pública; que brindara a sus estudiantes una formación teórica y práctica con altos estándares de calidad para ejercer el periodismo y comprenderlo como un servicio democrático al entorno social y un medio para la creación de ciudadanía”.

Los periodistas y profesores destacaron que, en poco tiempo, PeriodismoCIDE se convirtió “en un referente” y su Maestría en Periodismo fue el primer programa de posgrado en periodismo a nivel nacional en pertenecer al Padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad de CONACYT (PNPC). A la fecha, más de 120 periodistas han egresado exitosamente de este programa.
En más de una década, agregaron, la Maestría en Periodismo, el Diplomado en Periodismo de Investigacio´n sobre Combate a la Corrupcio´n, así como talleres, conversatorios, cumbres iberoamericanas de Periodismo y seminarios de investigación “han robustecido la reflexión sobre el quehacer periodístico y ha incidido en la generación de conocimientos y capacidades a través de una formación metodológica sistemática, rigurosa y de calidad”.

Y aseguraron que los resultados de los mismos se han reflejado en la publicación de investigaciones periodísticas de alta relevancia, generadas por estudiantes, egresados y aliados, que han aparecido en medios nacionales e internacionales, y han sido distinguidos con premios y reconocimientos.

Las temáticas de dichas investigaciones “son coherentes con el mandato del CIDE y el espíritu de nuestro programa, al tiempo que son coherentes con la exigencia social”: actos de corrupción de funcionarios, violaciones graves a derechos humanos, procuración y administración de justicia, violencia de género, agresiones a periodistas, desaparición forzada, discriminación, pueblos y comunidades indígenas, pobreza y marginación, salud, seguridad pública y migración.
Se trata, añadieron los inconformes, de “una agenda temática profesional y sin signo partidista o ideológico, indispensable para entender y entendernos, para incidir en dinámicas sociales que afectan la convivencia democrática”.

Claudican calidad, profesionalismo y ética 

Los periodistas y académicos firmantes de la protesta subrayaron que “el CIDE, al ser una institución de educación superior de carácter público, no puede permitirse navegar en la incertidumbre y que sus directivos, designados a través de faltas graves a los estatutos internos, pasen por encima de los criterios básicos de funcionamiento evidenciando su falta de compromiso con la función social de sus programas académicos y respondan solamente a intereses personales y de grupo”.

Aseguraron que los acontecimientos recientes indican que “se pretende claudicar” con los compromisos de calidad, profesionalismo y ética que han distinguido al CIDE.

Ante ello, exigieron “respeto a los estatutos internos, la libertad de cátedra y el derecho a la libertad de expresión, transparentando nombramientos y destituciones, y restituyendo los procesos para que estos sean respetuosos de la normatividad interna”.

Por último, refrendaron su “convicción y compromiso con la formación de periodistas con solvencia ética, responsabilidad social y espíritu de servicio; con la generación de conocimiento, con el periodismo como herramienta de rendición de cuentas y fortalecimiento de dinámicas democráticas”.

Entre los firmantes de la carta de protesta están Alejandra Xanic, Premio Pullitzer 2013 por los reportajes publicados en el New York Times sobre la corrupción de Walmart en México y el Knight International Journalism Award 2014; Daniel Lizárraga y Rafael Cabrera, Premio Gabo 2015 por “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto”; Daniel Moreno, Nayeli Roldán, Manuel Ureste y Miriam Castillo, Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2018 por “La Estafa Maestra”; Daniela Rea y Pablo Ferri, Premio de Investigación Javier Valdéz Cárdenas 2018 por “Cadena de Mando”.

También firman Sergio López Ayllón, Guillermo Cejudo y Carlos Heredia, exdirector, exsecretario académico y exsecretario de Vinculación del CIDE, respectivamente; así como los académicos Andrew Paxman, Gerardo Maldonado, Javier Aparicio, Eliezer Budasoff, José Antonio Caballero, Mauricio Doussage, Carlos Bravo Regidor, Sandra Ley y Grisel Salazar.

Además, los periodistas Homero Campa, Gabriela Warketin, Ernesto Núñez, Peniley Ramírez, Javier Garza Ramos, Arturo Ángel, Guillermo Osorno, Ignacio Rodríguez Reyna, María Scherer, Alejandra Ríos, Angélica Abelleyra, Héctor Villarreal, Rafael Pérez Gay, Carlos Puig, Rubén Aguilar, Claudia Maldonado, Samuel García, Claudia Villegas, Saúl López Noriega, Jorge Israel Hernández, Sebastián Garrido, Diego Fonseca, José Carreño Carlón y Sol Lauría.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here